25 feb. 2014

Respuesta a Gonzalo García sobre la legalidad del homeschooling en España


Leí un artículo sobre homeschooling en el blog de Gonzalo García y le dejé un comentario que casi merece un post propio, así que aquí os lo dejo.


Ésta es la parte del artículo que comenté: 


En España esta opción es más alegal que ilegal. No está reglada ni reconocida, pero al depender los asuntos de Educación de las CC.AA., podemos encontrarnos distintos tratamientos dependiendo de la región en que nos encontremos.Los poderes públicos suelen ser bastante contrarios a este tipo de educación, y el argumento legal que suelen esgrimir es el de abandono escolar del menor aludiendo a que la ley dice que la escolarización es obligatoria.Ahora bien, esa ley no habla de cómo deba producirse esa escolarización, y en la mayoría de las ocasiones los Tribunales de Justicia han acabado dando la razón a la familia siempre y cuando hayan podido comprobar que el menor estaba instruido y dedicaba tiempo al aprendizaje. Pero la expresión “han acabado dando” es literal: Los casos han llegado hasta el supremo y con mucha, mucha presión a las familias y con riesgos ciertos de intervención de custodia, etc.Una manera de paliar estos problemas puede ser la matriculación de los niños en centros extranjeros reconocidos. 


Y éste es mi comentario:

Hola Gonzalo,

muy interesante tu resumen sobre el homeschooling, te agradezco que trates el tema pues somos muy poco visibles y pienso que es bueno y necesario que se nos conozca.

Como te dije en twitter, quería matizar la cuestión legal, que no es sencilla y que a mi, después de seis años estudiándola, todavía siento que se me escapa un poco. En primer lugar, aunque es cierto que las competencias en materia educativa están transferidas a las comunidades autónomas, el marco legal del sistema escolar queda delimitado siempre por la ley nacional. El trato diferente no se debe a la cuestión competencial sino a la falta de una regulación que establezca los protocolos a seguir por parte de todas las instituciones implicadas, que son los centros docentes, las juntas municipales, los servicios sociales y las fiscalías de menores.

En segundo lugar, dices: “Ahora bien, esa ley no habla de cómo deba producirse esa escolarización, y en la mayoría de las ocasiones los Tribunales de Justicia han acabado dando la razón a la familia siempre y cuando hayan podido comprobar que el menor estaba instruido y dedicaba tiempo al aprendizaje.” En realidad la ley sí dice cómo tiene que ser la escolarización: obligatoria de los 6 a los 16 años en centros presenciales homologados por el Estado. Por tanto, no caben ni la educación a distancia ni la educación en casa en ese período. Aunque hay familias que matriculan a sus hijos en centros extranjeros, si esa educación se da a distancia sigue siendo ilegal en España.

En cuanto a si la mayoría de familias ganan o pierden, decir que la inmensa mayoría nunca tiene ningún tipo de problema (porque, aunque no sea legal, tampoco hay una persecución activa por parte de los poderes públicos); en segundo lugar, del pequeño porcentaje de familias denunciadas, muchas deciden escolarizar para ahorrarse el calvario que supone este tipo de procesos (el gasto de dinero, de tiempo y de energía a costa de la paz familiar es un precio demasiado alto para muchos); en tercer lugar, algunos expedientes se archivan antes de llegar al juzgado; en cuarto lugar, los que llegan a juicio ganan en la vía penal, pero no en la civil y el hecho de que efectivamente se demuestre que los niños están siendo “adecuadamente instruidos” no afecta para nada a estas sentencias, que simplemente pretenden hacer cumplir la ley en su interpretación estrictamente literal. Es cierto que a veces amenazan con retiradas de custodia, pero nunca han llegado a hacerlo pues sería abuso de poder si el niño está bien atendido a pesar de no ser escolarizado.

De nuevo, gracias por tratar el tema.