3 ene. 2013

Homeschooling en Alemania. La culpa no es de Hitler.



Todos hemos leído historias de familias alemanas que han sido condenadas por no escolarizar a sus hijos. Les quitan la custodia, escolarizan a los niños (o, peor aún, los ingresan en centros psiquiátricos), ponen multas a los padres y en ocasiones incluso los encarcelan.

Es un hecho.

Lo que no es un hecho es que se haga en virtud de una norma del III Reich, como se ha venido repitiendo hasta la saciedad. Yo misma lo he asegurado en diversas ocasiones, pues di por válida la información que encontré en webs sobre homeschooling, fundamentalmente en inglés, ya que desconozco por completo el idioma alemán, por lo que me resulta imposible acudir a las fuentes originales. Es de esas mentiras que, de tanto repetirlas, se las llega a creer hasta el que se las inventó. Como la de que el homeschooling sí es legal en España o la de que sólo con tener sellada una solicitud de baja del colegio, o por tener una matrícula en un centro extranjero a distancia, ya estás cubierto a nivel legal.

Lo cierto es que la escolarización ha sido obligatoria en Alemania siempre, incluso desde antes de que existiera Alemania. La primera piedra la lanzó Estrasburgo en el año 1598. Le siguieron otros estados a lo largo de los siglos XVI y XVII, hasta que Martin Lutero consiguió establecer la obligatoriedad en Prusia en el año 1717. Por suerte para los franceses, Calvino no tuvo tanto éxito en su empeño. Posteriormente, con la unificación de los estados que supuesto la fundación de Alemania como estado nacional, y que culminó con la República de Weimar de 1919, la normativa prusiana se extendió a todo el territorio del nuevo estado.

La Constitución de Weimar establece, pues, un sistema escolar público, gratuito y de asistencia obligatoria:

Artículo 10. El Imperio puede, por vía legislativa, establecer reglas en cuanto se refiere a
(...) 2º La enseñanza, comprendiendo la superior y las bibliotecas científicas.

Artículo 120. La educación de la prole para el desarrollo corporal, espiritual y social, constituye un deber supremo y un derecho natural de los padres. La comunidad política velará por su cumplimiento.

Artículo 145. Existe una obligación general escolar.



Todas las leyes sucesivas en Alemania han mantenido esta obligación de escolarizar incluyendo, por supuesto, la Ley sobre la Instrucción Obligatoria de 1938, que establece la obligatoriedad para todos los niños entre los 8 y los 14 años de edad.

Actualemente, la educación es competencia de los landers y todos ellos mantienen la obligatoriedad de escolarizar a partir de los 6 años de edad. La Constitución Federal de 1949 establece, en su artículo 7, que "todo el sistema escolar debe estar bajo la supervisión del estado". 

Que el espíritu de la ley sigue siendo el mismo no lo pongo en duda. Todo estado que se arroga el monopolio educativo pretende, en realidad, formar súbditos y no educar a personas. Pero decir que el homeschooling es ilegal en Alemania a causa de Hitler es falsear la historia innecesariamente.